TodoMotos.pe


Para aprender a manejar la moto hay que seguir los siguientes pasos

Saber andar bien en la moto no es tan simple como se piensa. Hay que tener en cuenta varios pasos para aprender a manejar la máquina.

Aprender manejar moto

Los entendidos del motociclismo sostienen que para aprender a manejar la motocicleta se requiere un promedio de dos semanas completas. No obstante, hay aspirantes a moteros que comprenden toda la teoría en solo unos días. Eso sí, lo mínimo para aprender es de una semana y lo máximo es de tres.

En las clases prácticas, los instructores enseñan a los moteros con mucha calma y sostienen lo siguiente: “Lo fundamental y lo esencial para subirse por primera vez a una moto es saber conducir una bicicleta. Es para saber si la persona tiene equilibrio, porque para manejar una moto uno necesita tenerlo”.

Por otro lado, lo conveniente es subirse a la moto por la izquierda, para evitar que el conductor choque con el caño de escape que está hacia la derecha en la mayoría de las máquinas. Asimismo, hay que tener prudencia al manejar por lo que se recomienda el uso del casco.

Hay que conocer bien las partes de la moto, saber donde están las luces, frenos, bocina y cambios. Luego probar el arranque. Una vez que la persona hace andar la moto debe tener en cuenta que en cada esquina debe frenar y ser cuidadosos con la velocidad para evitar accidentes.

También debes aprender a manejar por el carril derecho, a un metro de la vereda, adelantarse por la izquierda y mantener siempre la distancia de 50 metros de los vehículos que están enfrente, de esta manera, no sufrirás algún accidente.

Si es una moto scooter la moto que deseas manejar, mejor todavía, pues son las motos con las que los novatos empiezan su andadura en el asfalto. Prueba manejando las motos por unos metros, luego kilómetros y finalmente, cuando ya seas un capo, sal de la ciudad y piérdete por un buen tiempo con tu nueva amiga.

Si aún no te has animado a aprender a manejar una motocicleta, ¿qué esperas? dale un cambio rotundo a tu vida y anímate a montar una de estas máquinas. Las sensaciones son distintas y la adrenalina recorrerá todo tu cuerpo. No hay excusas para no manejar la moto, solo debes tener las ganas y la predisposición.

¡Si te gustó el artículo, Compártelo !